Instagram

Facebook
Símbolo Karani

ENCUENTRA EL EQUILIBRIO Y BIENESTAR EN NUESTRO CENTRO DE YOGA

Nos dedicamos a la transmisión de la metodología de Yoga creada por B.K.S. Iyengar. Somos Paulina Fernandez y Alvaro Troncoso, profesores certificados del método Yoga Iyengar.

Salud física y mental

Yoga Iyengar: Terapia y estilo de vida

La mayoría de los que empiezan a practicar Yoga, a menudo lo hacen por razones prácticas y físicas. Otras a causa de algún problema médico o una lesión deportiva. Algunas personas como resultado de preocupaciones más amplias que tienen que ver con el acceso a un estilo de vida mejor, como control de estrés, problemas de peso, adicción, etc.

Son muy pocos los que empiezan con el yoga porque lo consideran un medio para realizar la iluminación espiritual y son muchos los estudiantes de yoga que se muestran escépticos ante la idea de la realización espiritual.

Lo que siempre les comentamos a nuestros estudiantes es que al final de cuentas da igual la razón que nos impulsa a investigar la disciplina, el arte y la ciencia del Yoga. El camino es uno solo. Aprender a ser honesto (Satya) , positivo (Santosha) y conectar con el bienestar y la salud (Saucha).

«Yoga significa unión, la unión del cuerpo con la conciencia y la conciencia con el alma.»

B.K.S. Iyengar
Símbolo Karani
Conexión cuerpo y mente

Los beneficios del Yoga Iyengar

Precisión, profundidad, refinamiento y alineamiento

El énfasis del método de Yoga Iyengar recae en la intensidad con que la mente se implica en la práctica de posturas (āsana), regulación de la respiración (prānāyāma) e interiorización de los sentidos (pratyāhāra), como medio de transformación de la consciencia.

Beneficios del Yoga Iyengar
Postura Yoga Iyengar - Alineamiento

Alineamiento

La práctica del Yoga Iyengar ® usa el alineamiento postural como forma de ir posicionando arquitectónicamente el cuerpo, generando que las distintas partes se equilibren y el esfuerzo primario se transforme en el no esfuerzo contemplativo.

Postura Yoga Iyengar - Concentración

Concentración

Las clases de Yoga Iyengar llevan a la completa absorción de los sentidos en nuestras posturas. La intensidad de absorción se transforma en concentración y nos ayuda a la interpenetración del momento presente en nuestra práctica. El objeto de contemplación es la postura y nuestros sentidos están absorbidos y se encuentran en un estado de introspección. El practicando está presente momento a momento y fase a fase, viviendo con atención de movimiento en movimiento cada postura.

Postura Yoga Iyengar - Conciencia

Conciencia corporal

El enfoque pedagógico del método Iyengar ® consiste en trabajar el cuerpo desde una perspectiva anatómica. En cada clase vamos estudiando y comprendiendo nuestras estructuras musculares, orgánicas y óseas.

La conciencia corporal se agudiza, afinando la percepción en las diferentes partes del cuerpo, así como las sensaciones internas del mismo durante la práctica de asanas. Este cuidado por el alineamiento y la precisión de la postura, nos permite un mayor autoconocimiento y una mejor gestión de nuestra salud física y mental.

Yoga Iyengar - asana
Postura Yoga Iyengar - Terapéutica

Aspecto terapéutico

El aspecto terapéutico del Yoga Iyengar se centra en el uso de las posturas para ayudar a la prevención, corrección de problemas físicos y emocionales, además de hacer la práctica accesible a todas las personas.

Uno de los postulados más interesante que propone B.K.S. Iyengar, es conseguida a través del trabajo de precisión y alineamiento corporal con secuencias terapéuticas especiales y/o el uso de accesorios. De esta manera, la estructura ósea, la circulación sanguínea y linfática, entre otras, son reguladas.

La práctica puede acompañar a la mujer en las etapas fundamentales de su vida, menstruación, maternidad y menopausia. Al igual que las personas con condición física específica, limitación y lesión serán asistidas en su práctica con secuencias y accesorios especiales.

«El Yoga permite descubrir un nuevo tipo de libertad de la que ni siquiera se sospechaba su existencia.»
B.K.S. Iyengar